#navbar-iframe { height:0px; display:none; visibility:hidden; }

“Hay que querer a la persona, estamos perdiendo el amor por el ser humano”

Este 2019 la producción de música dominicana ha registrado un considerable crecimiento. José Virgilio Peña Suazo sorprendió al público con el lanzamiento de dos producciones discográficas, una a ritmo de salsa: “Peligro público”, y otra de merengue: “Salón de la fama”. Ambas contienen composiciones inéditas, escritas y arregladas musicalmente por el veterano compositor, cantante y músico.
Peña Suazo siempre ha tenido una manera sencilla y jocosa cuando habla, no se intimida con pregunta alguna o temas que quizás pudieran tocar sensibilidades como su sobrepeso, del cual asegura esto no le impide ser una persona feliz y muy sana.
Conocido como uno de los merengueros que musicalmente ha aportado más al ritmo dominicano, sigue apostando a su talento, esta vez en el género de la salsa. En este disco se esmeró en realizar unos convincentes arreglos musicales y se valió de su colega Henry García, quien se convirtió en una especie de “coach” para él, al momento de éste grabar las  canciones.
Peña Suazo, de 52 años de edad, decidió ser músico luego de terminar sus estudios en el liceo de su pueblo, Cotuí, provincia Sánchez Ramírez. Practicar con el trombón de su hermano mayor lo llevó a interesarse por estudiar trompeta, perfeccionando en poco tiempo sus conocimientos.
Su paso por las orquestas de Cuco Valoy, Ramón Orlando y la Coco Band hicieron del músico un perfeccionista en el instrumento de viento, pero además se interesó por estudiar piano y guitarra, instrumentos que al día de hoy continúa estudiando tres o cuatro horas diarias.
Se emociona cuando habla sobre los arreglos que realizó para los temas de salsa. Este disco, que está ilustrado con una carátula bien colorida, diseñada por su hija Paola, contiene los temas “Ese tonto”, “No beso por besar”, “La calle”, “Te queda grande mi amor”, “Algo mío” y “Sonero”, entre otros. Para este álbum, Peña Suazo se hizo acompañar por los músicos salseros más experimentados del país. Este disco fue recibido con total algarabía por los promotores y locutores que apoyan este género que llegaron en masa al lanzamiento, la noche del miércoles en el bar de Alexis.
Un deseo

“Es un disco que estoy seguro calará en el gusto de la gente, porque tiene una sonoridad bien trabajada y hemos logrado sacar un sonido muy actual, lo que se escucha en estos tiempos de la salsa”, expuso.

Para la nueva producción de merengue, los arreglos llegaron muy a su estilo, con 10 canciones inéditas de amor, desamor y jocosidades.
De la placa ya se han promocionado los temas “Cero coro”, “Salón de la fama”, “Me fascina” y “Me encantó lo de anoche”, a dúo con Wason Brazobán.
El artista no solo habló de música, su familia, el sobrepeso; temas que afectan a la sociedad fueron expuestos por el músico.
“Debemos querer a la persona que está ahí tal y como es, porque estamos perdiendo el amor al ser humano. Ahora los artistas solo nos empeñamos en mostrar todas las cosas materiales, pero debemos volver a querernos como personas”, expuso al responder sobre las libras que exhibe su cuerpo.
Se definió como un tipo alegre, equilibrado y sano de mente. “Yo hago ejercicios, un día me como un plato de lechuga y otro de mondongo, porque hay que mantener el equilibrio”.