#navbar-iframe { height:0px; display:none; visibility:hidden; }

Juan Luis: “todo tiene su hora”

El jueves, la siguiente mañana de la primera entrega del concierto “Gigante 2” en Perú, Juan Luis Guerra se sentía satisfecho y feliz de compartir en tarima con Marc Anthony y que unas 40 mil personas disfrutaran en el Estadio Nacional de Lima. Hasta el momento “Gigante 2” solo se presentará hasta el mes de diciembre y no incluye a República Dominicana, ya que la nueva gira con la nueva producción de Juan Luis, “Todo tiene su hora”, iniciará en marzo del 2015 y sí cerraría con ésta en Santo Domingo, en diciembre de ese año o a principios de 2016. Juan Luis recibió a periodistas de LISTÍN DIARIO en la suite presidencial del hotel Westin, donde conversó sobre su nuevo disco y la experiencia de cantar en una gira junto a Marc Anthony. “Ha sido muy buena la experiencia. He compartido con Marc Anthony hace varios días en Santo Domingo y desde el principio vi que había una química muy hermosa entre nosotros. Lo admiro mucho y creo que es uno de los grandes intérpretes de la música latina. Esa fuerza que tiene, esa personalidad, estoy seguro que serán muy buenos los conciertos”, explicó. Del nuevo disco “Todo tiene su hora” es el título de la nueva producción discográfica de Guerra, la que pondrá en circulación el 10 de noviembre y la que ya se vende desde hace unos días en iTunes. El artista regresa con la diversidad de ritmos que tiene acostumbrado a su público como el merengue, salsa, bachata y son. El disco contiene diez temas, entre los que cuenta cinco merengues, dos salsas, un son y dos bachatas. Con composiciones inspiradas en el amor, con la que vuelve a cantarle a su esposa Nora Vega en los temas “Dime Nora mía” y “Para que sepas”. También le canta a su hija Paulina en la bachata “Muchachita linda”. Juan Luis vuelve con temas de corte cristiano en “El Capitán” y de contenido social en “Cookies Cream”. Otros temas que contiene son “Tus besos”, “Todo tiene su hora”, “Todo pasa” y “Canto a Colombia”. Algo que llama la atención es que a pesar de que el son es un ritmo que no es consumido por la gran masa, Juan Luis siempre apuesta al ritmo de origen cubano. “A mí me gusta mucho el son tradicional, el antiguo, de Los Compadres y El Trío Matamoros. Me parecen impresionantes, el juego de voces de Los Compadres, cómo tocaban el tres, cómo tocaban la guitarra, algo tan sencillo y a la vez, tan bien hecho. La música latina es la que más llama la atención”. Según la definición de Juan Luis “Todo tiene su hora” es una propuesta en la que combina la música clásica con los violines, introduce instrumentos y sonidos clásicos. Y para él es su disco más completo, después de “Bachata Rosa”. Con Johnny Ventura Sin embargo, lo que más felicidad le provoca de esta nueva producción es el “featuring” que hace con Johnny Ventura, un perico ripiao titulado “De Moca a París”, que narra la historia de una pareja que tiene que enfrentarse al hecho de que uno reside en Moca y otro en París. Aunque podría sonar a cliché, y así lo define él, para Juan Luis es un sueño hecho realidad grabar un merengue junto a Johnny Ventura, a quien reconoce como figura máxima de la música dominicana y con quien comparte una historia que fue determinante y vital en los inicios de su carrera. Desde siempre Juan Luis ha sentido admiración por Ventura y la valoró mucho más cuando al inicio de su carrera, que su música recibía en el país toda clase de críticas y siendo muy joven aun le afectaban mucho lo que se decía de su música en esos momentos. Un día estando el intérprete de “Bachata rosa” en su casa, Johnny fue hasta su residencia y sin desmontarse de su vehículo El Caballo le dijo: “vine a decirte que a la mata que da frutos es a la que se le tira piedra, sigue hacia adelante y recuerdas siempre lo que te acabo de decir”. Fue el consejo de Ventura para el joven que años mas tarde se convertiría en la referencia musical de República Dominicana y Latinoamérica. Para él fueron palabras alentadoras que lo llenaron de fuerzas y que le permitieron continuar con más tranquilidad su carrera. Una imagen “Nunca he borrado la imagen de don Johnny diciéndome esas palabras, las que me ayudaron muchísimo y más viniendo de él. Uno no sabe, a veces, el bien que hace con las palabras, y por eso, debemos nosotros, los que ya tenemos cierto tiempo y experiencia, dar palabras de consuelo a los que están subiendo”. Agregó: “Johnny me dio tanta confianza y seguridad que seguí adelante y me dije: si me lo dijo la figura máxima de este país, que de seguro ha pasado por esto, quiere decir que sí se puede”. Muy cauto siempre al dar opinión, relató que reconoce el poder de las palabras y el soporte que tienen cuando son bien dichas. “Aun cuando no esté de acuerdo con muchísima cosas, trato de hacerlo lo mejor que puedo y cuando me voy a referir de un tema o una persona primero hago como el Señor Jesucristo: primero destaco lo bueno y luego comento”. Recuerdos Durante la entrevista, el artista reiteró el cariño que siempre ha sentido por Ventura y su rostro se llena de sonrisa cuando recuerda el día en el que el legendario merenguero llegó hasta su estudio a grabar la canción “De Moca a París”. Explicó que aunque Ventura no se ha caracterizado por hacer perico ripiao era el único tema que se podía cantar a dúo, además que es un merengue puro. Según Juan Luis, a Johnny no le importó que se tratara de este ritmo, sus palabras fueron que ese era el verdadero merengue. “El perico ripiao era lo que más se adaptaba, además es tan propio del país. Johnny me dijo que ese era un merengue de verdad, y yo estoy muy feliz de que aceptara mi invitación. Johnny es un caballo y todo lo que hace lo hace muy bien. Realmente grabar con él fue una experiencia inolvidable. Lo invitamos al estudio, él escucho la canción y comenzó con sus inflexiones y con todo lo que sabe y nadie lo hace mejor que él. El tema quedó perfecto, él hizo su parte y nosotros hicimos la mezcla y todo lo demás”, relató. A pocos días de su lanzamiento, el nuevo disco alcanzó el número uno en ventas en la plataforma de música iTunes Latino, donde ya se pueden escuchar algunos segundos de las canciones. TEMAS EN EL DEBATE Dentro de la campaña que promueve LISTÍN DIARIO por una mejor lírica para la música urbana, Juan Luis expreso: “Creo que siempre hay buenos exponentes y siempre se pueden arreglar las cosas. Cada uno tiene una visión muy diferente, no puedo pedirle a las generaciones nuevas que compongan de la forma como lo hago yo, porque tengo una forma específica. Creo que dentro de su forma hay que buscar la manera sublime de decir las cosas sin dejar de decirlas. La juventud siempre quiere decir cosas y no sabe cómo hacerlo. Pero sí le recomiendo que las cosas se pueden decir de la mejor forma posible, no hay que insultar, no hay que golpear, por ejemplo con la mujer se hace mucho, y yo trato de hacer exactamente lo contrario, hablo de la belleza de la relación y si hay algo que anda mal y decirlo de la forma más correcta. Y musicalmente les digo que busquen las mejores formas de hacerlo. Aconsejo estudiar los grandes compositores, los grandes letristas y poetas ayuda muchísimo, muchas veces son poemas puramente sociales pero muy bien hechos”. La violencia hacia la mujer “Mi mejor mensaje es lo que siempre digo cuando interpreto el tema “Mi bendición”, dedicado a mi esposa y digo que el que ama a su esposa se ama a sí mismo, y que nadie nunca ha sido capaz de maltratar a su propio cuerpo o sea que si tenemos conciencia de eso no lo haremos”. Ley de música Aunque no conoce el proyecto de Ley de Música comentó: “Hay que ver de la forma en que lo van a hacer. Siempre se pueden tomar medidas a favor de los artistas, sin perjudicar a las estaciones de radio. Hay que buscar un medio y llegar a un feliz medio”.