#navbar-iframe { height:0px; display:none; visibility:hidden; }

NY es un sueño para los artistas

Los dominicanos componen el único grupo étnico en Estados Unidos que ha sabido tener en un escenario de 30 a 35 artistas de diferentes géneros, afirmó ayer el empresario Vidal Cedeño para destacar que este mercado representa el sueño para muchos artistas dominicanos, incluyendo a Fefita la Grande, quien esperó el perdón de las autoridades migratorias para lograr una visa de trabajo. Según Cedeño, ninguna otra comunidad puede darse el lujo de tener la cantera de artistas con la que cuentan los dominicanos. “Todos hacen sus presentaciones, de una forma u otra, desde un Juan Luis Guerra, Romeo Santos, Prince Royce, Anthony Santos que cobran entre 100 y 200 mil dólares por una presentación y seguimos bajando con los merengueros, bachateros y otros”. Sin embargo, los tiempos cambian y géneros como el merengue registran una baja en los mercados que consumen música latina en Estados Unidos. Bachateros, salseros, humoristas y exponentes urbanos parecen tener más fortaleza, pero también a ellos se les hace difícil completar una agenda de dos meses con presentaciones consecutivas. Vidal Cedeño, empresario artístico y conocedor del mercando estadounidense durante 20 años y quien logró posicionarse gracias al merengue, ha tenido que buscar otras alternativas artísticas, como el humor y la bachata (actualmente es representante de los humoristas Raymond Pozo, Miguel Céspedes, Fausto Mata y Felipe Polanco). No obstante, Vidal confiesa su agradecimiento al merengue en todo lo logrado como profesional del negocio. “El merengue ha sido el sostén para forjar mi nombre y lo que soy hoy día. Hemos tenido la dicha de incursionar también en la bachata, el humor y ahora en la música típica con las presentaciones que haremos con Fefita La Grande”. Ha decaído El empresario confirmó que el merengue ha decaído en esas plazas, pero ni el dembow ni la salsa, que están teniendo su repunte en Nueva York, se asemejan a la incidencia tuvo el merengue décadas atrás. “Realmente ha habido una baja en el dinamismo del mercado en cuanto a presentaciones. Hay una nueva generación, que son los que consumen estos tipos de evento, que no le interesa el merengue, muchos de esos muchachos, descendientes de dominicanos, conocen a los merengueros por referencia de sus padres, tíos o abuelos, pero no se identifican con la música”. Empero es un público que consume la música urbana y los intérpretes criollos de ese género no han podido conquistar ese mercado. “Es que ya no cuentan con una empresa que los promocionen, vienen aquí y se pegan en la calle, hacen cierto trabajo y tienen cierta incidencia, pero nunca se podrán comparar con lo que han hecho los merengueros”. El empresario también señaló que lo mismo sucede con los nuevos salseros dominicanos, quienes a pesar de la pegada no han podido cotizarse. “No digo que no puedan lograrlo, pero no lo vislumbro por ahora que eso pueda suceder, ni los dembowseros ni los salseros han podido ponerse los zapatos de los merengueros. Los intérpretes de música urbana y los salseros dominicanos no le han pisado los talones a los merengueros; es decir, no han logrado cotizarse como lo hicieron los exponentes del merengue”, afirmó Cedeño. (+) LISTADO Y TARIFA DE LOS ARTISTAS Vidal Cedeño recordó que Sergio Vargas, Fernando Villalona, Los Rosario, Eddy Herrera, entre otros, han llegado a cobrar ente 10 y 25 mil dólares por presentaciones. Sin embargo, los cantantes urbanos cobran entre mil y dos 2,500 dólares. Dijo quizás en su mejor momento Secreto y Los Pepe llegaron a cobrar entre seis u ocho mil dólares. Vidal explicó que la bachata ha logrado estar al nivel del merengue “y hasta un poquito más”. Cuando habla de Anthony Santos, que siempre ha estado pegado, Frank Reyes, Zacarías Ferreira, Raulín Rodríguez, “que se van turnando su pegada han logrado cotizarse igual o más que los merengueros”. Reveló que Raymond Pozo y Miguel Céspedes también los posicionó al mismo precio que los mejores merengueros. “En estos momentos por el nombre y la incidencia que tiene Raymond y Miguel llevan la misma cantidad de público que Los Rosario, Sergio o Villalona por citar algunos”. Reveló que Héctor Acosta, de los merengueros que venden fiestas, es el que más cobra por presentación, y esto lo hace gracias a la pegada que ha tenido con la bachata y porque es consumido no solo por dominicanos, sino por otro público latino. “Si Fernando, Los Rosario o Toño pegan una bachata pegarán igual que El Torito”, sostuvo. Fuente: Listin Diario