#navbar-iframe { height:0px; display:none; visibility:hidden; }

Vico C: “La heroína me quitó todo”

Entre recaídas que lo llevaron al oscuro mundo de las drogas, la vida del cantante puertorriqueño Luis Armando Lozada Cruz, mejor conocido como Vico C, ha tocado fondo, pero no le han faltado fuerzas para salir y recuperar su salud y carrera artística. “El filósofo”, mote adoptado por sus letras de crítica social, se encuentra en la República Dominicana para participar en el “Festival por la Vida”, un concierto cristiano que estará en cartelera hasta esta noche en el estadio Tetelo Vargas de San Pedro de Macorís, junto a Alex Campos, Edward D’ Oleo, Miss Tani, Raz 4 Christ y Jossie Esteban. El cantante, de origen puertorriqueño y nacido en Nueva York, dijo que está “limpio” de las drogas y que consumió heroína durante diez años. “Definitivamente estoy libre de drogas sí, especialmente de la heroína que fue lo que a mí me quitó todo”, dijo el artista a elCaribe. El cantante, pionero en el género reggaetón en Puerto Rico con el cual inició su carrera a mediados de los años 80, se sinceró con la prensa dominicana y confesó que en los últimos cuatro años ha tenido varias recaídas, por lo que su proceso de rehabilitación fue bien largo. Adelantó que está planeando plasmar su vida en un libro y en un documental. “Uno se tiene que esforzar, pero cuando uno tiene fe se puede. La fe no es una cosa ciega, la fe es creer en las promesas de Dios, porque una cosa es creer en Dios y otra cosa es creerle a Dios”, indicó Vico C, quien ya tiene varios años convertido al cristianismo. De la música cristiana Con relación a su participación e interpretaciones, adujo que no es mucha la diferencia con la música secular y que todo está en el propósito. “Es casi ninguna la diferencia entre un concierto que hago para la familia cristiana como para el público secular, antes de convertirme al cristianismo algunas de mis canciones eran cristiana y yo no lo sabía porque el Señor venía obrando conmigo y yo no lo sabía”, puntualizó. Dijo en ese sentido que ya tenía canciones con “fe” y eso lo ayudó a que el cambio no fuera tan drástico. Dice creer en la paz, porque a su entender la felicidad absoluta no existe. “La felicidad completa se vive cuando ya no estemos bajo el yugo del pecado, cuando seamos otro tipo de seres. Felicidad suena como que una vez tú eras feliz, que ya no vas a sufrir más y eso no es una realidad en el humano”, aseguró el artista que dice creer en la paz. De sus colegas urbanos secular En el aspecto de la música comercial, dijo que por diferentes razones es que se dan las canciones explícitas y casi nunca hay una mala intención de parte del cantante. “Lo que sí hay es ambición, es una cultura de negocio que se comercializa”, señaló. “A esos chicos (Daddy Yankee, Don Omar, Calle 13 y Wissin & Yandell), la música les ha brindado la manera de enfrascarse en lo que en verdad quieren ser. Algunos de ellos tienen talento otros no tienen ninguno, pero tienen ambiciones”, dijo. Agregó que la única oportunidad que han tenido es la de un productor que les brinda el apoyo y que les dice lo que tiene que grabar para tener éxito y eso último es lo que impera y por eso es que siguen redundando en esos temas, pero cuando el artista es artista debe dar lo que tiene. “Ellos son seres humanos y quizás tienen comportamiento mejor que yo cuando yo tenía su edad. René (Pérez), ese personaje que ven, que la gente piensa que es un loco, cuando te sientas con él te das cuenta que es una persona coherente, consciente y humilde”, resaltó. “No podemos mirar la forma para juzgar a alguien, lo que tenemos es que tocar al corazón y ver de dónde es que viene eso que llamamos error, eso que llamamos malo”, agregó. El artista de 42 años afirmó que sigue dando la misma calidad y la misma voz de los primeros años. Vico C es parte de la cartelera del concierto cristiano que se celebra desde el viernes en San Pedro de Macorís bajo la conducción de los pastores Mike Silva y Luis Palau. País que lo internacionalizó Con la República dominicana dijo tener un gran afecto y respeto. “Desde que tengo uso de razón la primera gente que supe que existían eran los dominicanos. Santo Domingo y yo tenemos una relación fuerte y de mucho tiempo… este fue el país que me internacionalizó. Con la República Dominicana me siento con el compromiso de devolverle algo más allá de lo económico”, manifestó el cantante que visitó por primera vez a Quisqueya en 1979. Desde entonces viajaba con su padre, que venía a jugar softball. Fuente: El Caribe