#navbar-iframe { height:0px; display:none; visibility:hidden; }

Supuesto hijo de Bonny Cepeda pide prueba de paternidad

SANTIAGO. La historia de Robert Sánchez es la de un niño que nació en condiciones muy especiales, pues era hijo de una bailarina exótica de quien sólo sabe le llamaban “Margarita”, la que deleitaba a caballeros con sus movimientos, en un reconocido “night club” de la ciudad capital. De ella Robert no sabe nada, pues murió en un accidente de tránsito a pocos años de él nacer y porque recibió esmero y cuidado de sus padres de crianza y quienes lo declararon: los señores Manuel Antonio Sánchez y Manuela Rodríguez de Sánchez quien tambien murió aquejada por problemas de salud, pero la que antes de morir compartió una historia con una de sus hijas. Manuela contó a Marina, que su amiga “Margarita” siempre le decía que Robert era hijo del popular músico Bonny Cepeda. Esta noticia, que a penas maneja este hombre de 34 años de edad, a quien por “pura coincidencia” le gusta la música, el piano, podría quizás cambiar algunas vidas. Sánchez comenta que desde muy pequeño, con apenas 11 años y viviendo en extrema pobreza dedicaba las tardes para estudiar en el Centro Cultural de Educación Artística de Los Alcarrizos, donde reside, pues quiere ser un famoso arreglista y director musical. “No quiero hacerle daño a nadie, ni exijo ningún tipo de recursos ni nada, sólo quiero saber la verdad”, asegura Sánchez quien está casado con Julissa Rodríguez, madre de un “par de gemelas” y otra criatura que ya viene en camino. A Sánchez, quien terminó sus estudios de bachillerato, le gustaría continuar en la música a nivel profesional por lo que tiene planes de perfeccionar los conocimientos adquiridos en la Escuela de Bellas Artes, aunque reconoció que por las limitaciones económicas “esto debe esperar”. Fuente: El Nacional